lunes, 19 de enero de 2009

Sting, dales las gracias de mi parte.

Ha terminado la temporada de ciclocross. Tras meses de preparación, el día D fue el pasado domingo, Campeonatos de España celebrados en Valladolid.

Estos son los días post D, los de las crónicas, alabanzas, felicitaciones, lamentos, reclamaciones, ánimos y demás parafernalia. Quizás nos resulte difícil terminar con algo a lo que tenemos tanto apego, decirle adiós hasta dentro de nueve meses. Aunque quizás por otro lado resulte un alivio perder de vista momentáneamente la dura y absorvente rutina del entrenamiento diario, la presencia sempiterna y machacona de la carrera del domingo bombardeando tu mente con oleadas de euforia y miedo, ansia y responsabilidad.


Como ya dije, estos días proliferan por foros y blogs crónicas de muy distinta índole. Y por lo general, no soy nombrado en ellas. Sí que puedo estar incluido en las felicitaciones colectivas a la actuación asturiana, o en los recuerdos y ánimos a los que se vieron afectados por caídas, averías y/u otras circunstancias extraneuromusculares.

No estoy nombrado porque el 44º es un puesto anónimo, y prácticamente da igual la manera en la que se llegó a él, el camino seguido, pues se presupone que casi todos los competidores han seguido caminos parecidos y han tenido días tan nefastos como lo fue el domingo para mí. Supongo que alguna especie de injusta justicia divina ha considerado que con los halagos recibidos hace sólo una semana tras el décimo puesto con remontada incluida de Itsasondo he tenido suficiente. ¡Eh, tú, injusta justicia divina! Apunta: Marcos Altur, Gonzalo Andrés, Jaume Llorens, Aitor Graña, Pablo Trabadelo, Xabier Mendiaraz, Jose Antonio Hermida, Ibai Salas, Adrián Pérez, Óscar Martínez, Alonso López, David Rodríguez... Espero verte un día cara a cara y pegarte una patada en la espinilla, seguramente el moratón tenga forma de cadena de bicicleta.

A primera vista en mi mente no cabía otro pensamiento que el de cuatro meses de entrenos para nada, las mejores piernas de mi vida tiradas por la borda. Pero la almohada, las musas y algún que otro diablillo de hombro que pasaba por allí me han metido una idea en la cabeza, un recuerdo dormido.


Es de este mismo domingo, segunda, tercera, cuarta vuelta. Quitando los extremos del circuito, donde apenas se movía un alma, no dejé de oir mi nombre. Gente y más gente animando, gritándome cuando pasaba frente a ellos. En muchos casos casi completos desconocidos, en otros ya viejos amigos. Alguno o alguna llegó incluso a correr tras mí, a perder su aliento para darme una brizna más de aire de la que alimentar mis exhaustas piernas. Me gusta y me arropa pensar que una década en el ciclismo y casi un lustro entre el barro han traido a mi vida a personas que cuando se hacen necesarias se hacen oir, que, en algún momento, a cada aliento que tomo, están mirándome.

Cause every breath you take, I'll be watching you.

O, en este caso: Every breath I take, they'll be watching me.

10 comentarios:

CharlyGAUL dijo...

...¡¡¡ Muchos ÁNIMOS, Chaval... !!!


... Se te ve "Buena GENTE" ...


Un Abrazo de

Charly GAUL.

Marco* dijo...

Hola!

Esa es el verdadero triunfo de un ciclista. Enhorabuena. Ya queda menos para la cita de Valencia 2010.

Un saludo!

Andrés Cánovas dijo...

Grande Traba. Gente como tú ensalza los auténticos valores de este deporte.

Marta dijo...

Fantástico Trabadelo! = ) Ánimo champiñón, que como dicen por aquí ya queda menos para Valencia 2010!
Saludos presi! = )

Chuparuedis dijo...

Ánimo Traba,

Poco a poco, me gustó que no tirases la toalla.


La verdad que después del incidente se te vio con mucha fuerza remontando...

Te queda todo un mundo de pasión y barro.


Saludos.

juan dijo...

Bueno Traba que te voy decir yo que no te hayan dicho!! Enhorabuena por todo; lo malo se olvida y queda los bueno y participar en esa selección de tan buena gente. Me hubiese gustado estar en Valladolid para vivir ese gran ambiente que desde Asturias me imaginé.saludos y nos vemos !!!!

avenida dijo...

Ey Traba, no pude pasar hasta hoy, y que sepas que me ha encantado el artículo. Una pena que todos los despropósitos ocurrieran en ese día D, pero bueno, tampoco hay que darle excesivas vueltas, imagino (te lo dice alguien que tras dar tres pedaladas necesita una bombona de oxígeno).
Me hubiera gustado acercarme a Pucela, que queda bien cerquita de Salamanca, pero me fue imposible. Que 2009 continúe a lo grande, olvidando Valladolid.

Anónimo dijo...

Pablo, soy Sara (la loca que va en tu clase xD), como ves no se me olvidó visitar tu blog. Está muy bien, se ve que el último artículo que colgaste fue a mala hostia xD pero bueno, es del que más orgulloso estás seguro. No te rayes por no haberlo hecho tan bien como te esperabas..., al fin y al cabo, el orgullo y la dignidad hay que tenerlos, pero no te va la vida en el ciclismo, lo sabes no?
Buf se me va la pinza. Voy pa la cama q toy mejor allí xD. Hasta mañana zofreni!

Vijandi dijo...

Hola,

Enhorabuena campeón.Sentirse querido no tiene precio.Nos vemos en Valencia 2010.

Un saludo.

Daniel dijo...

Animo y adelante. Saludos.