lunes, 6 de octubre de 2008

The Red Bullet.

Situémonos. Estamos en la piel de un corredor de una carrera de master en Asturias. Comenzamos a subir un puerto, no importa cuál, en posiciones delanteras del pelotón. De repente, vemos pasar a nuestro lado una mancha roja. Un pequeño escalador de los de antes, embutido en un traje rojo del equipo Mateosan, moviendo las piernas a una velocidad endiablada. No podemos más que ver como se aleja esa mancha roja puerto arriba, exactamente igual a como lo vieron antes muchos otros, solo que la mancha era blanca con publicidad de CLAS. Y después blanca de nuevo, pero con el rótulo del 13Team Danima-Mazda.

Fue con el uniforme rojo del Mateosan con el que este langreano se granjeó su apodo de “La Bala Roja”, “The Red Bullet”.

Y fue con la vestimenta de Danima como lo conocí yo, tras una pequeña aproximación el año anterior con la ropa de la selección “Cajasturiana”; en la temporada de ciclocross del año 2006, cuando ambos recalamos en la estructura avilesina que dejó el gran Daniel Alonso como legado al ciclocross asturiano.

Los numerosos viajes de esa temporada a las pruebas de la Copa de España, amén de un par de salidas con la selección, me permitieron conocer a este grandísimo ciclista y mejor persona. Son muchas las personas a las que conocí en mis años en el mundillo de las dos ruedas, pero pocas las que aprecio tanto. Siempre ahí para dar un consejo o para echar unas risas, para ayudar en lo que haga falta o desgañitarse animando, cámara en mano, al pie de cualquier circuito de ciclocross esperando a que llegue su turno o escapándose de una comunión para visitar a sus compañeros de fatigas.

El idilio de Juan Huerdo Iglesias, Juanín, con la bicicleta, comienza hace tiempo, en los años 80, cuando comenzó tomando parte en algunas carreras de cadetes de carretera. En junior compaginó con el ciclocross y en aficionados fichó por el potente equipo CLAS, del que fue más tarde masajista al ver difícil el paso a profesional, hasta que la propia inercia negativa del mundillo le hizo salir escaldado del equipo que dirigía el gran Jose Manuel Fuente.

Su preferencia es la carretera, pero es en la disciplina invernal donde cosechó sus mayores éxitos, especialmente en una temporada 2006 sobresaliente, donde se llevó para casa el maillot amarillo que le señalaba como ganador de la Copa de España de ciclocross en categoría master 40. Tuvo la mala suerte de coincidir primero con Daniel Alonso y después con Miguel Ángel Taboada, además de una prole de grandísimos corredores master asturianos, como Rubén Rodríguez, Jose Javier Rodríguez, Manuel Gutiérrez “Thaler” (cántabro agregado), Gabriel Pérez, Ángel Arias… lo que le impidió obtener mejores resultados, pero dio también más valía a los que ya lucen en su palmarés.

De todas formas, la familia (mujer e hijo) tira demasiado, sobre todo para un hombre tan exigente consigo mismo en los entrenamientos como Juan, y tras amenazarlo las últimas dos temporadas, parece ser que esta vez se cumplirán sus advertencias y se tomará un invierno sabático, siendo su único contacto con los circuitos su cámara de fotos.

Aunque promete volver a lucirse en las pruebas de carretera del año 2009, con más fuerza que nunca.

Porque “The Red Bullet” no se cansa. No falla. No desfallece. Y al igual que tantas otras veces, dejará sentados a todos puerto arriba o en cualquier llegada de grupo reducido, como hizo siempre y como siempre hará, sea un imberbe juvenil o un padre de familia cincuentón con ansias de emular a los Reguero, Rosa y demás.

Todos podéis seguir las andanzas de este corredorazo en su blog http://www.elrinconindejuan.blogspot.com, con un completo repaso en imágenes a su carrera como corredor y masajista y a buen seguro un amplio apartado fotográfico sobre la temporada de ciclocross que ya está a punto de empezar.

Nos vemos Juan, gracias por todo.

Espero volver a verte lleno de barro hasta las orejas en 2009.

Traba.

1 comentario:

Juan dijo...

Caguen to Traba me hicistes llorar y todo !!No me esperaba yo este bonito apartado.
Sinceramente no se si volvere a la carretera pero te garantizo que decida lo que decida me entregaré a fondo y posiblemente sea en el barro donde tengo pendientes cosas que no se pueden lograr con dos modalidades (carretera y cx.)ya que como muchos saben me gusta darlo todo haya donde compita y eso se paga. Pues Traba muchas gracias por este apartado que de verdad me emociono mucho lo mismo que a mi familia. Un saludo y aguanta de blanco que volveremos a la carga como ese 2006. Un saludo.